Entrevista a Ana Cobos Cedillo – Presidenta de COPOE

ORIENTADOR PSICOPEDAGÓGICO

 

Entrevista a Ana Cobos Cedillo
Presidenta de la Confederación de Organizaciones de Psicopedagogía y Orientación de España

 


  • ¿Cómo explicaría en unas pocas palabras la labor que realiza como orientadora?

Explicar la labor que realiza en pocas palabras es muy difícil pues son muchísimas las tareas que se realizan, pero resumiendo mucho podemos decir que el orientador en un centro se dedica a que todo lo educativo que es complementario a lo académico contribuya al éxito educativo. Por ejemplo, organizar la respuesta educativa que necesita el alumnado que presenta dificultades de aprendizaje, atender al alumnado en momentos críticos de su vida que puedan afectar en sus estudios y/o bienestar; o bien proporcionar orientación académica al alumnado para que éste prosiga sus estudios y pueda continuar su proyecto de vida.¿Qué actividades conforman su día a día?

Las actividades giran en torno al asesoramiento técnico en psicopedagogía a la comunidad educativa y a los tres ejes de trabajo clásicos en la orientación: atención a la diversidad, orientación académica y acción tutorial, por ello día a día tengo que entrevistar al alumnado, reunirme con los tutores, con el profesorado, equipo directivo, familias del alumnado. Asimismo hay unos requerimientos importantes como realizar informes de evaluación psicopedagógica, elaborar materiales para la puesta en marcha de la acción tutorial y un sinfín de tareas que cada vez resulta más inabarcable.

  • ¿Qué parte de su trabajo le gusta más?

Lo que más me gusta es la atención al alumnado, trabajar para que cada uno y cada una tenga cubiertas sus necesidades y pueda seguir el camino de su proyecto de vida. A veces las necesidades son emocionales, otras veces de información y en ocasiones tan complejas que requieren planes personalizados y un concienzudo trabajo de equipo, pero siempre que conseguimos que las condiciones de un alumno o alumna mejoren es tan gratificante que la satisfacción que se obtiene no tiene precio.

  • ¿Qué formación es necesaria para desempeñar este trabajo?

La formación académica más de adecuada es pedagogía, psicología o psicopedagogía, aunque también es imprescindible mucha formación complementaria sobre todo en convivencia, habilidades sociales, gestión, trabajo en equipo, así como en trastornos del aprendizaje. Es necesaria una mente abierta a la incorporación de cada vez más conocimientos, pues se van a necesitar.

  • Además de la formación ¿Qué otros conocimientos cree que son imprescindibles para desempeñar bien esta actividad?

Pues era lo que comentaba, que el trabajo de orientador es un trabajo complejo en un mundo complejo que cada vez lo es más y más, por eso, el profesional de la orientación precisa de una sólida formación académica, además de una constante actualización y de formación complementaria. Necesitamos dar respuesta a las demandas que surgen cada día en nuestros ámbitos de trabajo. En la orientación profesional por ejemplo, es esencial estar al día de la oferta educativa no solo de nuestro entorno más próximo sino también de otros más lejanos pues con la globalización del mundo la formación a distancia es una posibilidad cada vez más interesante. En el ámbito de la acción tutorial, para trabajar la orientación personal necesitamos cada vez más saber sobre el comportamiento humano, la convivencia virtual, la relajación, habilidades que complementan a la formación académica y que se van haciendo imprescindibles en un mundo como el nuestro, así como en la atención a la diversidad donde la diferencia entre personas cada vez es mayor y más rica. Todo un reto trabajar para que las personas encuentren su lugar en el mundo…

Asimismo es muy importante formar parte de redes profesionales donde recibir asesoramiento e intercambiar experiencias, pues como digo, se trata de una profesión muy compleja que afronta retos nuevos cada día.

  • En su opinión ¿Qué habilidades innatas debería tener una persona que quiera dedicarse a esta profesión?

Creo que es imprescindible que te guste trabajar con personas si quieres ser orientador. Nuestro trabajo se realiza en entornos sociales y se dirige siempre hacia personas, por eso te tienen que importar las personas y ser empático, a la vez que es necesario ser emocionalmente fuerte para poder convivir con problemas importantes de las personas sin venirte abajo con ellas.

  • ¿Cuáles son los principales retos a los que deben enfrentarse actualmente en su área de trabajo?

Siempre hay que tener presente que trabajamos por y para que el alumnado pueda seguir su proyecto de vida con éxito, para ello tenemos retos que afrontar como son la integración de las tecnologías y redes sociales que han llegado a nuestras vidas y se han colocado en el centro de las mismas sin que todavía estemos preparados para ello. Las tecnologías nos han cambiado la vida y debemos orientar hacia convivir con ellas y obtener de ellas sus beneficios y evitar sus peligros que también los tienen.

En definitiva creo que los grandes retos son las tecnologías y que cada persona pueda seguir su proyecto de vida y que el sistema educativo y la sociedad le proporcione lo que necesita, en una palabra, la inclusión.

  • ¿Cómo ve el futuro de esta profesión en los próximos años?

En un mundo tan complejo como el que vivimos la profesión de orientador se hace cada vez más necesaria y valiosa. Es necesario que las familias, el alumnado y todas las comunidades educativas en su conjunto lo expliciten y hagan visible pues es imprescindible que la administración haga una apuesta por la orientación educativa reforzando las plantillas. Recordemos que la UNESCO recomienda que la ratio de orientadores sea de uno por cada 250 estudiantes para que los sistemas educativos sean de calidad y en España de momento triplicamos esta ratio.

  • ¿Qué consejo daría a una persona que esté pensando en formarse como orientador psicopedagógico?

Que primero piense si realmente le gusta porque es una profesión muy estresante que siempre te lleva con la sensación de no poder abarcar todas las tareas y tienes que saber convivir con ello.

En segundo lugar le recordaría la importancia de que le guste la gente, que le interesen las personas, los niños y jóvenes, porque sin que te gusten las personas este trabajo debe ser aún más estresante. Le diría también que estudie mucho y que esté dispuesto a no dejar nunca de estudiar porque es un trabajo difícil donde hay que asumir muchas responsabilidades y debes intentar no equivocarte pues lo pagarían personas que te han entregado su confianza. Y por último le destacaría la importancia de que piense en su propio proyecto personal, pues si lo que desea es contribuir a hacer un mundo mejor, la orientación sí es su camino.


FORMACION Y TRAYECTORIA PROFESIONAL:

Ana Cobos Cedillo:
Cuando comencé Bachillerato a los 16 años en un nuevo instituto conocí una nueva profesión “orientador” que hasta entonces no sabía que existía. Me llamó la atención cómo Pedro, que así se llamaba nuestro orientador, nos ayudaba. Lo mismo nos enseñaba técnicas de estudio, que estaba cercano en los momentos bajos de la adolescencia, que nos acompañaba en el momento de tomar la decisión sobre qué carrera estudiar. Llegado ese momento pregunté a Pedro qué carrera había estudiado y me dijo: Pedagogía, en ese momento me di cuenta de que había decidido ser orientadora.

Estudié Pedagogía y al acabar la licenciatura tuve la suerte de que se convocaran plazas de orientador con motivo de la implantación de la LOGSE y más suerte aún, de obtener una de estas plazas y empezar a trabajar como orientadora a los 24 años.

Desde entonces he pasado por muchos institutos, he trabajado en la universidad, en la administración, en investigación e incluso he realizado mi tesis doctoral sobre cómo se ha construido el perfil profesional de orientador. He conocido a cientos de alumnas y alumnos que me siguen importando y puedo decir que sigo con la misma ilusión que al principio. En mi trayectoria ha sido muy importante el asociacionismo profesional porque he recibido el apoyo, cariño y enriquecimiento de mis compañeros orientadores y creo que es pieza fundamental para seguir aprendiendo y avanzando por este camino que no es otro que mi propio proyecto profesional.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *