Cuando las máquinas tienen cerebro

No hace tanto tiempo que los ordenadores e internet aterrizaron en el entorno laboral. Poco a poco se hicieron un hueco en los hogares en los que va tomando un mayor protagonismo con el llamado Machine Learning, la última frontera tecnológica del momento.

El doctor Andreu Veà es el fundador y actual presidente de Internet Society España y tiene el privilegio de ser el único europeo seleccionado para servir como asesor en el comité de “Internet Hall of Fame”. Veà es conocido por sus estudios sobre el origen de internet pero en ocasiones se atreve a pronosticar cuales pueden ser los derroteros por los que acabe evolucionando un compañero de viaje indispensable y cuya importancia en el entorno laboral no para de aumentar.

Para Veà el Machine Learning de una forma simple es “hacer que una máquina aprenda”. Se trata de conseguir que las máquinas sean capaces de reconocer patrones como lo hace el cerebro humano. “El cerebro humano y las máquinas son muy diferentes. Poseemos millones de neuronas que trabajan en simultáneo y en paralelo en función de los estímulos recibidos”, explica el experto en internet.

Para Veà, el Machine Learning de una forma simple es “hacer que una máquina aprenda”.

Así se explica que a día de hoy las máquinas sean capaces de resolver cálculos matemáticos complejos a grandes velocidades pero no son capaces de enfrentarse, por ahora, a actividades para las que se necesita sentido común. Todo lo contrario que ocurre en los seres humanos. Los humanos son capaces de realizar de forma rápida cualquier tarea que implique la solución de un problema cotidiano.

A parte del Machine Learning pero muy relacionado con él existe el modelo computacional que se conoce como Neural Network, Redes Neuronales en español. En este caso se pretende equiparar un cerebro humano con una red de ordenadores interconectados. La investigación en estos nuevos campos tiene una finalidad concreta. El objetivo de todo esto, explica Veà “es entrenar estas tecnologías para reconocer patrones que en conjunto con el Big Data aportan un sin fin de oportunidades en el mundo del e-learning, siendo una tecnología adaptable y personalizada”. Con estas tecnologías se conseguiría que los ordenadores aprendieran y modificaran su comportamiento en función a los cambios que se produzcan en su entorno.

Tecnologías que parecen más de películas de ciencia ficción pero que están más cerca de lo que parecen. El avance tecnológico no tiene límites y se produce a una velocidad exponencial. Sobre todo ello habló Veà en su participación en la última edición de EXPOELEARNING que se llevó a cabo en el seno de la Semana de la Educación.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *