Define “futuro”…

Por Manel Rives (http://imaxinante.com@manelrives

De un tiempo a esta parte, cada vez que alguien quiere hablar de educación usa las palabras innovar, futuro, competencias, tecnología. El simple hecho de usarlas parece habilitar al pregonero de todo el derecho del mundo a llevar adelante cualquier iniciativa. Y todo esto se vuelve peor cuanto más arriba esté el pregonero en cuestión.

Pero no tiremos tan arriba porque en verdad los docentes, nosotros, también solemos hacer un uso excesivo del lenguaje, manipulándolo para buscar la coartada perfecta que no permita trabajar en un futuro incierto.

En las matemáticas seguimos escuchado a gente decir que el modo de trabajarlas a lo que nos hemos acostumbrado desde hace más de 50 años -si, si, se sigue realizando las mimas tareas y ejercicios que hace treinta años en el mundo de la enseñanza de las matemáticas- es el adecuado. El “siempre se ha hecho así”, el “que venga Ken Robinson y lo haga él” o “que sabrá ese que nunca ha trabajado aquí”…  Cualquier excusa nos sirve para no hacernos las preguntas adecuadas. Aunque esto es igualmente válido para la lengua, las ciencias, y en definitiva cualquier área en la que se sigan haciendo las mismas tareas de siempre. ¿Es necesario poner algún ejemplo? Cualquier adulto que tenga cerca un niño puede comparar los exámenes actuales con los que se han hecho toda la vida y verán que las diferencias son mínimas.

También tenemos los ejemplos contrarios. Los docente que tiran de tecnología hasta el hartazgo, los que quieren usar cualquier elemento tecnológico por el mero hecho de que está ahí, de trabajar para la galería, el snobismo o yo-que-sé.

No es mi intención mostrar una visión catastrofista de la educación, es la realidad que nos ha tocado vivir por lo que resulta mucho más evidente la gente que trabaja bien, que la hay, las personas que tienen criterio, que existen, las metodologías de trabajo que funcionan, que hay que experimentar, y los elementos tecnológicos con los que podemos contar para expandir las posibilidades de aprendizaje, que son tremendamente potentes.

En mi caso, mi forma de trabajar de un tiempo -hace bastante tiempo, la verdad- a esta parte se caracteriza por haber realizado un viaje personal iniciatico debido a mis inquietudes personales, que en su inicio fue un viaje simplemente tecnológico para pasar después por mi particular desierto, que considero necesario por otra parte, hasta encontrar la fuente esencial de aprendizaje: la cuestión metodológica participativa en la que el niño es el centro de la experiencia de aprendizaje. Pero ese no ha sido el final del trayecto.

Realmente la siguiente y excitante parada, la que realmente me ha hecho reflexionar porqué es necesario utilizar los elementos tecnológicos que tenemos a mano a través de un planteamiento metodológico basado en dinámicas activas, es el aspecto emocional. Si, efectivamente cuando sentimos que “enganchamos” emocionalmente a través la construcción de las experiencias de aprendizaje es cuando todo tiene sentido en su conjunto.

todo esto no es nuevo ni es mío. Los grandes de la educación, los verdaderos visionarios educativos como Gardner, Perkins, Swartz, Prensky o Robinson ven primordial tratar esos aspectos.

Por eso, es tan importante abordar en el currículum real cuestiones tan esenciales como la resiliencia, aprender a discutir, el asumir riesgos, la capacidad de liderar, la de mediar, la de resolver nuevas situaciones, la de experimentar, la increíble capacidad de llegar más lejos con tecnologías, la enorme potencia que se genera al CREAR, la necesidad de convencer con tu voz y con tu cuerpo… Sólo cuando tenemos claro que eso es lo que posibilita a una persona llegar más lejos, hacerla más grande, creer en si misma y  creer en los demás, es cuando las oportunidades de aprendizaje integral se muestran en todo su potencial. Entonces es cuando realmente trabajamos para el futuro.

 Por Manel Rives (http://imaxinante.com@manelrives

You may also like...

1 Response

  1. February 11, 2015

    […] Sin más mi entrada sobre educación: Define “Futuro” – Educar Cada Semana. […]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *